martes, 24 de abril de 2018

Manda narices

Continuamos con las lecturas de nuestro club con este cuento tan divertido, donde pudo más el ingenio de una dama que la avaricia de un caballero.

Despues pusimos a prueba nuestro ingenio jugando a Tuti-fruti.

No hay comentarios: